Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer una mejor experiencia y servicio, de acuerdo a tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información en nuestra Política de cookies. Acepto

COP25: La hora de la emergencia climática ha llegado

23-11-2019

Namibia y la lucha contra las consecuencias del cambio climático

Namibia es uno de los países que más está sufriendo los efectos del calentamiento global y de esta emergencia climática en la que estamos inmersos. Su clima siempre ha sido seco y con lluvias variables; el cambio climático está provocando que se acentúen estas condiciones ya de por sí muy difíciles para la población. El país sufre sequía desde 2013. Este año, el gobierno ha declarado la situación de emergencia por falta de lluvias, teniendo en cuenta que un cuarto de la población se encuentra en estado de inseguridad alimentaria, tras más de 27 meses sin llover, tal y como informan los medios locales.

La situación es de extrema gravedad, sobre todo en el caso de las personas que dependen de las precipitaciones para sus cultivos. Cada temporada sin lluvias supone unos seis meses de falta de provisión de alimentos básicos. Con ello, las familias de los pequeños agricultores con pocos ingresos se quedan sin recursos para poder adaptarse a esta terrible situación. Según el Programa Mundial de Alimentos y UNICEF, un 24% de niños y niñas menores de 5 años sufre retraso en su crecimiento, lo que refleja en parte la gravedad de la situación causada por la pérdida de cultivos básicos durante los últimos años y el consecuente déficit de alimentos nutritivos.

En las regiones de Kavango Este y Oeste, la mayoría de la población depende de la agricultura de secano. Tradicionalmente han recibido lluvias suficientes para poder cultivar, a pesar de contar con un sustrato poco fértil. Sin embargo, con la sequía hay aldeas que no han visto ni una gota de lluvia en tres años.

Fortalecer la capacidad de resiliencia frente al cambio climático

En 2015, DAPP Namibia, socio local de Humana Fundación Pueblo para Pueblo, inició un proyecto cofinanciado por la Unión Europea para fortalecer la capacidad de resiliencia frente a esta situación, empleando el modelo Farmers Club de la Federación Humana People to People. Desde entonces, el proyecto ha formado a unas 700 agricultoras en técnicas de agricultura de conservación, que se basan en aumentar el rendimiento del sustrato y mejorar la eficiencia del uso de agua. Además, cada una de las comunidades participantes ha creado un huerto comunitario, equipado con bombas de agua alimentadas por energía solar, garantizando así la provisión del agua para los cultivos.

Como consecuencia de la sequía apenas han logrado cosechar suficiente maíz y grano para alimentarse durante unos meses, a pesar de adoptar técnicas de cultivo más eficientes. En estas circunstancias, los huertos comunitarios han resultado ser esenciales para las familias, que han podido ahorrar dinero que antes gastaban en comprar verduras, puesto que ahora las cultivan ellas mismas. En condiciones normales, podrían incluso obtener excedentes y venderlos con el fin reunir algunos ingresos. Las participantes del proyecto comentan que el hecho de trabajar de forma colaborativa ha aumentado la sensación de comunidad entre ellos, apoyándose mutuamente. Por ejemplo, si una mujer no puede un día acudir al huerto a trabajar, sus compañeras cuidan de su parcela o venden sus productos en su nombre en caso de que haya tenido una buena cosecha. Este apoyo también supone un elemento vital frente a las condiciones tan duras que afronta la comunidad.

Bombas de agua alimentadas por energía solar

Este proyecto trata de preparar a las familias con una batería de recursos con los que afrontar condiciones adversas, tales como una sequía prolongada. De este modo, pueden adaptarse a estas posibles condiciones a medida que se producen y diversifican su alimentación. Así, la horticultura y una economía más colaborativa han permitido mejorar sus vidas.

Al final del periodo del proyecto cofinanciado por la Unión Europea, en agosto de este año, 20 Farmers Club tenían instaladas bombas de agua alimentadas por energía solar en sus huertas comunitarias, lo que ha permitido obtener mejores cosechas con abundantes hortalizas. El objetivo además es que en cuanto lleguen las lluvias logren excedentes cuya venta les permitirá ganar entre 20 y 35 euros mensuales. Estos ingresos los podrán destinar a la educación de sus hijos, la compra de pequeños animales como cabras o gallinas, el pago de algún gasto médico o bien la adquisición de cereales para complementar la alimentación familiar.

Campaña de apoyo a las pequeñas agricultoras de Kavango, en Namibia

La población de Kavango, en Namibia, está al borde de la emergencia climática. Por ello, Humana pone en marcha el 7 de diciembre esta campaña de Fundraising, Los fondos obtenidos* se destinarán a la formación en agricultura de conservación de las comunidades más afectadas, a la compra de semillas y la reparación y adquisición de bombas de agua con las que seguir transformando zonas áridas en campos de cultivo para asegurar que cuentan con alimentos suficientes para ellas y sus familias.

¿Cómo es posible donar?

*Aproximadamente el 10% de los fondos logrados se destinarán a gastos de gestión de la campaña. El resto, íntegramente se transferirá a DAPP-Namibia para que lo dedique a los fines descritos.

 

 

HUMANA EN LA COP25. MADRID- 2-13 DE DICIEMBRE 

BLUE ZONE

Tres especialistas en cambio climático, resiliencia y agricultura sostenible de Humana People to People están ya acreditados para participar en la Blue Zone de la COP25.

La Blue Zone corresponde al espacio administrado por la ONU en el que tendrán lugar las siguientes actividades:

  • Vigésimo Quinta Conferencia de las Partes (COP25) de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC)
  • Décimo quinta reunión de las Partes en el Protocolo de Kioto (CMP15)
  • Segunda reunión de las Partes del Acuerdo de París (CMA2)

 

‘Adaptation & Resilience for Small Scale Farmers’. 9 y 10 de diciembre. – Booth 12 – Exhibition area

‘Local Communities and Climate Change’. 11 de diciembre. 15:00-16:30 – OIF Pavilion’

 

COP25: La hora de la emergencia climática ha llegado-img1
COP25: La hora de la emergencia climática ha llegado-img2
COP25: La hora de la emergencia climática ha llegado-img3