Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer una mejor experiencia y servicio, de acuerdo a tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información en nuestra Política de cookies. Acepto

Humana sigue luchando para disminuir la mortalidad a causa del VIH

01-12-2015

Desde el Programa Conjunto de las Naciones Unidas sobre el VIH/Sida (ONUSIDA) ofrecen cifras que nos ayudan a entender la afectación del VIH en el África Subsahariana: se calcula que, en 2013, un total de 24,7 millones de personas vivían con el VIH, el 58% de las cuales son mujeres. Se produjeron aproximadamente 1,5 millones de nuevas infecciones, aunque hay que destacar que en el periodo entre 2005 a 2013 esta cifra ha descendido un 33%, y en ese mismo intervalo de tiempo el número de muertes relacionadas con el Sida bajó un 39%.

En 2013, se produjeron 210.000 nuevas infecciones por VIH en niños; desde 2009, ha habido una disminución del 43% de nuevas infecciones por VIH entre los niños de los 21 países prioritarios del Plan Mundial en África.

En el África Subsahariana se concentra casi el 70% del número total de nuevas infecciones por el VIH en todo el mundo. Desgraciadamente, 1,1 millones de personas murieron por causas relacionadas con el Sida. La cobertura del tratamiento alcanza al 37% de todas las personas que viven con el VIH. El 67% de los hombres y el 57% de las mujeres no recibían tratamiento antirretrovírico, aunque tres de cada cuatro personas que lo reciben viven en el África Subsahariana.

Desde Humana impulsamos dos programas relacionados con esta pandemia. El primero es el Total Control of the Epidemic (TCE), cuyo objetivo es movilizar a la comunidad en torno a la prevención del VIH y el acceso a los tratamientos. Siempre en colaboración con los gobiernos de cada país, TCE promueve el diálogo personalizado sobre hábitos sexuales y de higiene, entre otras actividades.

El segundo programa se llama Hope o Esperanza, y se basa en acciones que previenen infecciones, conduce a una vida más saludable y fomenta alianzas y estructuras para que las personas se apoyen mutuamente para hacer frente a las consecuencias de la enfermedad. Este programa está implantado en siete países (participamos en proyectos en Angola, Botswana, India, Mozambique, Sudáfrica, Zambia y Zimbabue) y colabora con los centros de salud públicos y socios locales.

El año pasado, la Federación People to People, en la cual está integrada Humana España, contribuyó con miles de euros para luchar contra esta epidemia.

ONUSIDA ha publicado un informe que muestra que los países están adaptando la Respuesta Rápida para acabar con el sida para el 2030 como parte de los Objetivos de Desarrollo Sostenible. El avance en la respuesta al VIH en los últimos 15 años ha sido extraordinario. Este organismos estima que en junio de 2015 había 15,8 millones de personas en tratamiento antirretrovírico, en comparación con 7,5 millones en 2010 y 2,2 millones en el punto máximo de la epidemia en 2005.

“Cada cinco años hemos aumentado en más del doble el número de personas en tratamiento”, asegura Michel Sidibé, director ejecutivo de ONUSIDA, “ahora tenemos que hacer lo propio solo una vez más para detener la epidemia de sida y evitar que repunte.”.

Los países se están preparando para duplicar el número de personas en tratamiento contra el VIH para el 2020. Este planteamiento de Respuesta Rápida tendrá un papel decisivo en el logro del objetivo de tratamiento 90-90-90 de ONUSIDA, que busca asegurar que el 90 % de las personas que viven con el VIH conozcan su estado serológico, que el 90 % de las personas que saben que tienen la infección estén en tratamiento, y la supresión de la carga viral del 90 % de quienes están en tratamiento.

Para acabar con el sida en cuanto amenaza para la salud pública, se necesita una respuesta acelerada y más centrada, que use mejores datos para mapear y llegar a las personas en los lugares donde se producen más nuevas infecciones por el VIH. ONUSIDA augura un buen resultado utilizando enfoques innovadores, buscando llegar a más personas con servicios integrales de prevención y tratamiento del VIH.

ONUSIDA identifica 35 países que han de adoptar la Respuesta Rápida, los cuales, juntos, suman el 90 % de las nuevas infecciones por el VIH. Centrándose en la localización y la población y en los programas que ofrezcan el mayor impacto, se obtendrán grandes beneficios para el año 2030: se evitarán 21 millones de muertes relacionadas con el sida, 28 millones de infecciones por el VIH y 5,9 de infecciones en niños hasta el año 2030.

Humana sigue luchando para disminuir la mortalidad a causa del VIH-img1
Humana sigue luchando para disminuir la mortalidad a causa del VIH-img2
Humana sigue luchando para disminuir la mortalidad a causa del VIH-img3