Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer una mejor experiencia y servicio, de acuerdo a tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información en nuestra Política de cookies. Acepto

Yunnan, China: descubriendo el impacto de los plásticos de un solo uso

21-05-2021

Una de las novedades que incluye el Anteproyecto de la Ley de Residuos y Suelos Contaminados aprobado esta semana por el Consejo de Ministros, es la limitación de los plásticos de un solo uso. A partir del 1 de enero de 2023 quedará prohibida su distribución gratuita y se deberá cobrar un precio por cada uno de los productos de plástico que se entregue al consumidor, diferenciándolo en el ticket de venta. Con estas medidas se pretende limitar el consumo de este tipo de material y, por tanto, su impacto sobre el medio ambiente.

Mientras tanto, a miles de kilómetros, en la provincia de Yunnan, en China, prosigue el Proyecto Piloto de Escuelas Bajas en Carbono que la Fundación Pueblo para Pueblo desarrolla en China desde el año pasado con la financiación de la Unión Europea y la colaboración de un destacado grupo de entidades locales. Este proyecto tiene como objetivo impulsar estilos de vida sostenibles dentro de las escuelas y una descarbonización de los propios centros educativos. Además, pretende movilizar a los jóvenes como palanca para lograr un desarrollo y una transformación verde de la sociedad, con el fin de colaborar en el principal reto al que nos enfrentamos: la mitigación del cambio climático.

La Red de Acción por el Clima de la Juventud China (CYCAN), uno de los socios del proyecto, ha desarrollado el desafío de "Reduce el uso de Plástico durante 7 días". Para superar el desafío los estudiantes involucrados tuvieron en cuenta los siguientes elementos:

  1. Contabilizar los productos plásticos utilizados por toda la familia en un día
  2. Visionar una película-documental sobre contaminación plástica
  3. Ir a la compra sin bolsas de plástico desechables
  4. Buscar productos reutilizables que sustituyan a los de plástico desechable habituales
  5. Rechazar los vasos, platos y cubiertos de plástico de un solo uso
  6. Observar la composición de la basura que genera su comunidad / escuela
  7. Documentar el proceso con fotografías y videos

A lo largo de la semana han ido comprobando cuáles son las mayores fuentes de plástico desechable, fruto de nuestros hábitos y patrones de consumo. Y con ello, cómo pueden reducir su uso y así favorecer la protección del medio ambiente y una descarbonización de la economía.

Combinando pedagogía, experiencia y curiosidad, los jóvenes y los niños y niñas involucrados han tomado conciencia del uso desmesurado de plásticos de uno solo uso y su impacto en nuestro entorno. Y que con sencillos cambios en nuestras costumbres es posible reducirlo considerablemente.

Las cinco escuelas que mejores resultados lograron durante el desafío han recibido un Certificado de Excelencia. Asimismo, a los cuatro estudiantes más destacados les ha sido otorgado igualmente un certificado que avala su esfuerzo y desempeño.

Yunnan, China: descubriendo el impacto de los plásticos de un solo uso-img1
Yunnan, China: descubriendo el impacto de los plásticos de un solo uso-img2