Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer una mejor experiencia y servicio, de acuerdo a tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información en nuestra Política de cookies. Acepto

La vacuna de la COVID-19 debe ser gratuita y universal

10-03-2021

La salud es un derecho fundamental. Corresponde a todas las personas, independientemente de su condición, lugar de nacimiento o de los recursos con los que cuenten. Por ello, las vacunas contra la COVID-19 deben estar disponibles para todos los países. De forma gratuita. De manera universal.

La desigualdad y la pobreza están privando de la vacuna COVID-19 a las personas con menos recursos, principalmente en los países de ingresos medios y bajos. La vacunación contra el coronavirus no puede estar, como es habitual en otras cuestiones de salud global, mercantilizada y cimentada en un enfoque puramente lucrativo. Es necesario que haya un cambio de modelo, que priorice salvar vidas por encima de intereses económicos.

'La vacuna contra la COVID-19 debe verse como un bien público mundial, una vacuna para las personas', dijo el secretario general de las Naciones Unidas, Antonio Guterres, en la Cumbre Mundial sobre Vacunas del 4 de junio de 2020.

Humana se une a The People’s Vaccine Alliance

Humana People to People se ha unido a The People’s Vaccine Alliance, un movimiento que reclama que la vacuna COVID-19 sea tratada como un bien público, a salvo de fines monetarios. People’s Vaccine Alliance es una coalición de organizaciones que incluye a Amnistía Internacional, Free the Vaccine, Frontline AIDS, Global Justice Now, Oxfam, Public Citizen, SumOfUs, Tearfund, ONUSIDA y el Centro Yunus, entre otras entidades.

Los miembros de la alianza instan a los gobiernos y a la industria al desarrollo de vacunas seguras y efectivas, su producción rápida a gran escala y su disponibilidad para todas las personas, en todos los países.

La mejor oportunidad para mantenernos seguros es garantizar que la vacuna contra la COVID-19 esté disponible para el conjunto de la población mundial. Esto solo será posible con una transformación en la forma en que se producen y distribuyen las vacunas: las corporaciones farmacéuticas deben permitir que las vacunas COVID-19 sean liberadas de sus correspondientes patentes, compartir por tanto su conocimiento, y facilitar con ello la producción a gran escala.

En cambio, por el momento están protegiendo sus monopolios y poniendo barreras para restringir la producción y con ello elevar los precios, dejando en peligro a la mayoría de la población de los países con menores recursos. Necesitamos una vacuna universal, no una lucrativa.

PEOPLES VACCINE COVID 1 YEAR PRESS RELEASE

 

La vacuna de la COVID-19 debe ser gratuita y universal-img1
La vacuna de la COVID-19 debe ser gratuita y universal-img2