Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer una mejor experiencia y servicio, de acuerdo a tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información en nuestra Política de cookies. Acepto

No dejar a nadie atrás, la clave de la educación universal

23-01-2020

Humana People to People y las organizaciones que forman parte de ella se unen para celebrar el Día Internacional de la Educación, que tiene lugar el 24 de enero, con el fin de hacer un llamamiento sobre la importancia de la educación para el desarrollo sostenible. El tema de este año es "Learning for people, planet, prosperity and peace".

Este año se incide en que la educación es la mayor herramienta de transformación de la humanidad y un derecho universal fundamental. Es una palanca para lograr los objetivos de la Agenda 2030. La “educación inclusiva y equitativa” es, por tanto, esencial para acelerar el progreso hacia el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

La educación está en el corazón del desarrollo de las personas y las comunidades. Es un poderoso catalizador para combatir la pobreza y la desigualdad, mejorar la salud y el bienestar y superar los estigmas y la discriminación. Es la capital para lograr la igualdad de género.

Según la UNESCO, 258 millones de niños y jóvenes no asisten aun a la escuela, 617 millones de niños y adolescentes no saben leer y no conocen la aritmética básica, y menos del 40% de las niñas del África subsahariana acaba la escuela secundaria. A nivel mundial, la ONU estima que se requieren 69 millones nuevos docentes para lograr la educación primaria y secundaria universal para 2030. Este déficit de maestros cualificados frena el progreso la consecución de esta ambiciosa meta.

42.000 maestros y maestras formados desde 1993

Desde hace más de 25 años, Humana trabaja activamente para promover el acceso a la educación de los niños y niñas con menos recursos de África e India. En la actualidad impulsa 53 Escuelas de Profesores del Futuro (EPF) en Angola, República Democrática del Congo, Guinea Bissau, India, Malawi, Mozambique y Zambia. Desde 1993 se ha formado en ellas 42.000 maestros de escuela primaria. La mayoría de ellos trabaja hoy en comunidades rurales remotas, lo que supone un extraordinario impacto positivo en la vida de millones de niños y niñas.

Cerca de 5.000 maestros de escuela primaria se gradúan anualmente en estas EPF. Buena parte de ellos se une a las redes nacionales de docentes para contribuir a la mejora de las condiciones de la educación primaria mediante el fortalecimiento de la calidad de la enseñanza a través de nuevos y mejores materiales didácticos, compartiendo experiencias y encontrando soluciones a los desafíos que surgen.

Video Teachers get together to meet the challenges of SDG 4

No dejar a nadie atrás, la clave de la educación universal-img1
No dejar a nadie atrás, la clave de la educación universal-img2