Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer una mejor experiencia y servicio, de acuerdo a tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información en nuestra Política de cookies. Acepto

Cómo descarbonizar las escuelas de Yunnan-China (I)

12-08-2021

Reducir las emisiones de carbono de un centro escolar no es tan difícil como parece. Alex Green, uno de los responsables de la campaña Let's Go Zero, enumera algunas ideas inspiradoras para hacerlo. Ideas que, además, permiten reducir costes: por ejemplo, con el ahorro que podemos lograr en la factura de calefacción o de la electricidad.

Let's Go Zero aglutina a las escuelas de Reino Unido que quieren convertirse antes de 2030 en centros cero emisiones. Se trata, por ello, de todo un referente para las entidades que participan en el Proyecto Piloto de Escuelas Bajas en Carbono que la Fundación Pueblo para Pueblo desarrolla desde el año pasado en la provincia de Yunnan, en China, con la financiación de la Unión Europea y la colaboración de un destacado grupo de organizaciones locales.

Uso de la energía

Un uso más racional de la electricidad es una estupenda manera de comenzar a disminuir la huella de carbono. Campañas como ‘La Hora del Planeta’ son una excelente forma de involucrar a los jóvenes, algo esencial para lograr en los colegios una reducción de las emisiones.

Al mismo tiempo, es posible tomar otras medidas: cambiar de compañía eléctrica, optando por una que proporcione energía verde; o generar nuestra propia electricidad. En la King's Academy Ringmer School en East Sussex, el edificio principal de la escuela y la piscina cubierta cuentan con agua caliente y energía gracias a una caldera de biomasa que se alimenta con astillas de madera procedentes de los bosques de la zona.

Construcciones sostenibles y eficientes

La primera escuela secundaria Passivhaus del Reino Unido, la Harris Academy Sutton, abrió en Londres en 2019. Los edificios que están construídos según los estándares Passivhaus son aquellos en los que se reduce hasta en un 75% las necesidades de calefacción y refrigeración, y el resto de energía puede ser cubierta fácilmente con fuentes renovables

El estándar Passivhaus incluye la utilización de materiales de construcción, soluciones de ventilación, aumento de los espacios con sombra y de otros elementos que permiten reducir de forma natural el uso de calefacción y aire acondicionado.

Christian Dimbleby, arquitecto responsable de la Harris Academy Sutton, explicó a Passive House Plus que “hemos demostrado que es posible diseñar grandes edificios con bajas emisiones de carbono y que sean estéticamente bonitos. Es cierto que puede haber un pequeño coste adicional a la hora de su construcción, de entre un 4 y un 8%, pero se trata de una inversión rentable que se recupera a través, por ejemplo, de unos menores costes de mantenimiento".

En las escuelas ya construidas también es posible introducir mejoras para ganar en eficiencia, mediante la instalación de nuevos aislamientos en muros y revestimientos, de doble acristalamiento en ventanas y de mejores puertas. Todo ello permite una reducción del consumo de electricidad y calefacción.

 

Cómo descarbonizar las escuelas de Yunnan-China (I)-img1
Cómo descarbonizar las escuelas de Yunnan-China (I)-img2
Cómo descarbonizar las escuelas de Yunnan-China (I)-img3