Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer una mejor experiencia y servicio, de acuerdo a tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información en nuestra Política de cookies. Acepto

Día Mundial del Reciclaje: El textil, el residuo olvidado

17-05-2019

España debe reciclar el 50% de sus residuos domésticos en 2020 pero actualmente apenas llega al 34%. La situación es más alarmante en el caso del textil: Bruselas también impone llegar al 50% a un año vista, sin embargo sólo se recupera una de cada diez prendas desechadas anualmente. Mientras otros residuos urbanos han crecido en sus porcentajes de recuperación, el textil es el gran olvidado de las administraciones. Instalar más contenedores en la vía pública es la medida más urgente para evitar que cada año 900.000 toneladas de ropa acaben inutilizadas en vertederos.

Pese a que la gran parte de las prendas que desechamos son susceptibles de tener una segunda vida, apenas un 10% se recupera selectivamente por un gestor autorizado para promover su reutilización o reciclado. El resto acaba en vertederos donde es enterrado o incinerado. Si este dato es preocupante, lo agrava el hecho de que el residuo textil es la quinta fracción que más se genera (tras la orgánica, los envases y plásticos, el papel y el cartón, y el vidrio), y la que presenta el porcentaje de valorización más alto, por encima del 90%.

En el Día Mundial del Reciclaje, que se celebra hoy viernes 17 de mayo, Humana recuerda la urgencia de concienciar a administraciones y ciudadanía sobre la importancia de la recogida selectiva y no quedar a la cola de la Unión Europea en materia de residuos. Esta jornada invita a la reflexión alrededor del reciclaje y la reutilización, mediante los cuales los residuos se convierten en recursos si se recuperan selectivamente por gestores autorizados. Cada vez que se recicla y se reutiliza, se contribuye a la protección del medio ambiente; se alarga la vida útil de los productos y, cuando ésta finaliza, son reintroducidos en el mercado asumiendo la lógica de la economía circular; se reducen las emisiones de gases de efecto invernadero, y se crean puestos de trabajo en el llamado “sector verde”.

Mejor y mayor contenerización de nuestras ciudades

“Cuando más del 90% del residuo textil se desaprovecha, pese a que se halle en buen estado, y sólo una de cada diez prendas se deposita en un punto de recogida autorizado, es necesario actuar sin dilación”, asegura José David Moreno, Promotor Nacional de Humana. Desde esta entidad apuestan por implementar una adecuada red de contenedores en los municipios: debería haber un punto de recogida de textil por cada 250-500 habitantes para alcanzar los objetivos que impone la Directiva Marco Europea, pero la proporción actual es de uno por cada 3.000–5.000 en el mejor de los casos.

Otro factor a mejorar: los ciudadanos son más propensos a depositar los residuos en el contenedor adecuado si lo tienen cerca. Atendiendo a la densidad de la población y a la tipología de las viviendas, la distancia óptima entre el usuario y un contenedor debe ser inferior a 100 metros. “Desgraciadamente, en el caso del textil no se cumple esta distancia ni de lejos”, reconoce José David Moreno, “es una dificultad añadida para aumentar la recogida selectiva de esta fracción”.

Bruselas advierte a España

“España ha realizado progresos considerables en materia de economía circular”, concede la Comisión Europea en su informe Revisión de la aplicación de la normativa medioambiental de la UE, con fecha del mes pasado, “sin embargo no aprovecha plenamente las oportunidades para prevenir y reciclar residuos. Desde 2010, España ha aumentado solo ligeramente sus porcentajes de reciclado. Debe hacer un esfuerzo mucho mayor para reciclar el 50% de los residuos municipales de aquí a 2020. Asimismo, para el período posterior, deberá hacer aún más para cumplir los nuevos objetivos de reciclado”, que alcanzan el 55%.

La Directiva Marco sobre residuos establece que la prevención, incluyendo la reutilización y el alargamiento de la vida de los productos, es la estrategia prioritaria en la jerarquía de gestión de los residuos por delante del reciclaje, la valorización y la eliminación. De ahí la importancia de concienciar la ciudadanía sobre la necesidad, las opciones y las oportunidades de alargar la vida útil de los recursos y productos, incluyendo estrategias de prevención y reutilización.

La recogida de textil en España

Como especialista en preparación para la reutilización, Humana gestiona las donaciones de ropa y calzado usado de los ciudadanos para aprovechar al máximo el residuo textil, dándole una segunda vida y favoreciendo la economía circular. En lo que llevamos de año, de enero a abril, ha recuperado 4.112 toneladas, equivale a prolongar el ciclo de vida a 8,5 millones de prendas. Además, representan un ahorro de 13.062 toneladas de CO2 a la atmósfera, cosa que el Planeta agradece. Siempre, además, con el objetivo de darle un fin social a todo el proceso.

 

 

Día Mundial del Reciclaje: El textil, el residuo olvidado-img1
Día Mundial del Reciclaje: El textil, el residuo olvidado-img2
Día Mundial del Reciclaje: El textil, el residuo olvidado-img3