Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer una mejor experiencia y servicio, de acuerdo a tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información en nuestra Política de cookies. Acepto

China: Una década educando a los más vulnerables

19-11-2018

Llevan dos meses en el centro y los niños y niñas de la aldea de Dahanba, en la provincia de Yunnan, no se desprenden ni un instante de su sonrisa. A mediados de septiembre comenzaron sus clases de educación preescolar, gracias a la labor de Humana People to People China (HPPC) que ha involucrado de pleno a la comunidad.

La de Dahanba es una de las 150 Preescuelas del Futuro (POF) gestionadas por nuestro socio local.  Desde septiembre acoge a una veintena de niños y niñas de 4 a 6 años. El programa de las POF cumple una década, periodo en el que han pasado por sus aulas 4.000 estudiantes.

El origen de la escuela de Dahanba, co-financiada por ASML Foundation, se remonta al pasado mes de junio con la primera reunión entre los representantes de HPPC y el jefe del comité de la aldea. Le explicaron el modelo y concepto de las POF, las condiciones requeridas, la selección de los docentes… Tras el visto bueno del comité, un mes después se decidió aprovechar la sala de una clínica abandonada para impartir las clases, por lo que fue reformada y acondicionada.

El proceso de selección de la profesora  contó con la colaboración del citado comité, con la participación de los padres y madres. Una vez seleccionada, recibió la formación específica apropiada. Finalmente, gracias a la implicación de todas las partes, la escuela de preescolar de Dahanba se inauguró el 11 de septiembre: un día después comenzaron las clases.

Yunnan es la tercera provincia más pobre de China. La mayor parte de su población se ubica en asentamientos rurales. 10 millones de personas viven por debajo del umbral de la pobreza. La tasa de escolaridad en educación preescolar es del 68,2%, seis puntos por debajo del promedio nacional (76,4%). En España, la escolarización a los 3 años alcanza el 96%.

El bienestar de los niños y niñas

En la escuela de Dahanba, cuya primera fase está previsto se prolongue durante tres años, son conscientes de que la educación preescolar es vital para favorecer el desarrollo temprano de los niños y las niñas y facilitar así su incorporación a primaria. La educación infantil desempeña una función esencial en el bienestar de pequeños y pequeñas, así como en su desarrollo cognitivo y socioemocional.

En este sentido, garantizar la calidad del desarrollo educacional de la primera infancia es una prioridad y el eje esencial de las Preescuelas del Futuro, cuya finalidad es permitir el acceso a las aulas en áreas rurales remotas a las que no llega la mano del gobierno ni la de otras organizaciones. Y para materializarlo se emplean recursos infrautilizados hasta ese momento, como edificios vacíos o materiales de enseñanza almacenados, y se capacita a los propios vecinos y vecinas de la zona para que se conviertan en docentes. Por otro lado, el hecho de que los niños y niñas cursen educación infantil contribuye a mitigar la desigualdad social.

Enseñanza en mandarín y en wa

La profesora en Dahanba les enseña tanto en mandarín como en la lengua minoritaria wa, de acuerdo al modelo educativo del gobierno chino. Dispone de una gran variedad de materiales de juego y cuenta con la ayuda de un asistente durante el almuerzo. Además, padres y madres participan en la gestión y el funcionamiento del centro, así como en el desarrollo de un entorno de aprendizaje adecuado en sus hogares. Al concluir el proyecto, la comunidad local en encargará de la gestión de la escuela.

El currículo escolar incluye tanto materias tradicionales como ejercicios prácticos dirigidos al desarrollo de las habilidades cognitivas de niños y niñas, a través de la participación directa y la observación. También se llevan a cabo actividades comunitarias que involucran a grandes y pequeños. Los niños y niñas no sólo aprenden en un ambiente seguro y acogedor sino que también se presta atención a su salud, higiene y nutrición. No en vano el programa ayuda a reducir la tasa de malnutrición entre los escolares y mejora su bienestar.

HPP-China confía en que, transcurridos los tres años del proyecto, la POF de Dahanba alcance como mínimo los resultados que el resto de centros: el 95% de los estudiantes finaliza la educación preescolar y se matricula en primaria. El 80% mejora su estado de salud y exhibe mejores habilidades que al empezar el ciclo.

Humana Fundación Pueblo para Pueblo apoya directamente a dos de las 150 preescuelas que gestiona Humana People to People China. Desde el inicio del programa en 2008 y hasta la fecha, nuestro socio local contabiliza 4.000 alumnos y alumnas.

China: Una década educando a los más vulnerables-img1
China: Una década educando a los más vulnerables-img2
China: Una década educando a los más vulnerables-img3