Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer una mejor experiencia y servicio, de acuerdo a tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información en nuestra Política de cookies. Acepto

La importancia de garantizar el acceso de la mujer a la tierra

02-02-2016

Los derechos sobre la tierra juegan un papel esencial en el desarrollo agrícola y el crecimiento inclusivo; pero, desafortunadamente, en países como Guinea-Bissau, las barreras legales y culturales existentes dificultan el acceso de las mujeres a la tierra de cultivo. 

Nuestro socio local ADPP-Guinea-Bissau trabaja desde hace años para asegurar el acceso a los títulos de propiedad de las mujeres en la región de Empada, allanando el camino para mejorar la seguridad alimentaria y la generación de ingresos, así como el fortalecimiento de su capacidad para cuidar de sí mismos y sus familias.

Reformar la ‘Lei de Terra’ 

Las mujeres representan casi la mitad de los pequeños agricultores en los países en desarrollo. En Guinea-Bissau, son la principal fuerza de trabajo para la cosecha del anacardo, el cultivo más importante del país; también están a cargo de las labores agrícolas para obtener los alimentos destinados al consumo familiar. Sin embargo, en la actualidad, no se les permite heredar o poseer bienes fruto de las leyes promulgadas mientras el país era todavía una colonia portuguesa. La ‘Lei de Terra’ se está reformando en este momento. No obstante, la necesidad de que las mujeres sean incluidas en los títulos de propiedad es muy urgente si el país desea lograr un crecimiento inclusivo y sostenible. 

Los estudios efectuados al respecto sugieren que cuando las mujeres son propietarias de la tierra que trabajan, las familias tienden a estar mejor alimentadas, gozar de una mejor educación, y, en general, tener una vida más saludable. Además, tienden a casarse a una edad más avanzada y, en general, sufren menos incidentes de violencia de género. En definitiva, se mejora la seguridad alimentaria y se incrementa el desarrollo económico cuando se lleva a cabo de un modo inclusivo para las mujeres. 

La tierra, para quien la trabaja 

ADPP-Guinea-Bissau ha implementado en Empada durante el año que acaba de terminar una iniciativa para garantizar que las mujeres se incluyen como co-propietarios de la tierra, con el apoyo de NEPAD-The New Partnership for Africa's Development y el Fondo Español para el Empoderamiento de las Mujeres Africanas

La iniciativa ha implicado el registro de la tierra por parte de los 10 clubes de agricultores existentes, en los que el 80% de los miembros son mujeres. Para empezar han sido registradas por vez primera en los censos, como paso previo para que se registraran como copropietarios de la tierra. 

El proyecto Farmers Club incluye la puesta en marcha de huertos comunitarios, en los que los y las pequeñas agricultoras aprenden técnicas mejoradas, y son copropietarios y copropietarias del propio huerto. Si bien es un proceso que tiene cierta complejidad, los Farmers alientan a sus participantes a registrarse como cooperativas cuando alcanzan un determinado nivel de producción y tienen una relación fluida con los mercados de la zona para vender sus cultivos. En este caso, las mujeres también se convierten en copropietarios oficiales de estos pequeños negocios, lo que garantiza aun más su participación en la toma de decisiones y su acceso a los recursos que generen.

La importancia de garantizar el acceso de la mujer a la tierra-img1
La importancia de garantizar el acceso de la mujer a la tierra-img2
La importancia de garantizar el acceso de la mujer a la tierra-img3