Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer una mejor experiencia y servicio, de acuerdo a tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información en nuestra Política de cookies. Acepto

Cambio climático: acciones definitivas y urgentes

07-01-2015

2014 ha concluido con la reciente reunión de COP20 en Lima, Perú. Durante 16 días, los gobiernos, la sociedad civil, el sector privado y los pueblos indígenas han debatido sobre un acuerdo de cara a la próxima resolución internacional sobre cambio climático, que reemplazará al Protocolo de Kioto.

La conferencia se prolongó dos días más de lo esperado para que todos los representantes de los diferentes Estados pudieran ponerse de acuerdo. Pero para Humana y una gran parte de la sociedad civil, el resultado ha sido muy decepcionante.

El texto final es una versión muy alejada de lo que realmente se necesita para llegar a un acuerdo internacional que trata de garantizar los derechos humanos de todos los pueblos del mundo. Diecisiete años después de Kioto, los principales líderes mundiales siguen negando su responsabilidad en el cambio climático; niegan también su ayuda sin reservas a los países del Sur para desarrollar sus economías en una manera más sostenible, y recompensarlos por los efectos dañinos ya producidos.

Mundos diferentes

Como explicó el Profesor Guridal Singh Nigar, representante de Malasia, “si se observa quién aplaude en esta sala, y en qué momentos, uno advierte que venimos de mundos diferentes. Muchos de ustedes nos colonizaron. Empezamos, por tanto, desde un punto diferente…deben darse cuenta que hay un mundo ahí fuera, un mundo privado de derechos, que es diferente al suyo.”

Gran parte de los países en vías de desarrollo no tienen los recursos para poder gestionar los efectos crecientes del cambio climático. Para ellos, no es algo que ocurrirá en el futuro, sino que está aquí, es ahora. Algunas naciones isleñas ya han perdido el acceso al agua apta para consumir y ya no pueden cultivar por el alza del nivel del mar; incluso hay países, como Tuvalu, que simplemente no existirán dentro de 15 años. El desierto del Sáhara se extiende con una velocidad sin precedentes, y en pocos años, algunos países ya no poseerán tierra cultivable alguna. Acontecimientos meteorológicos extremos se hacen cada vez más frecuentes, y pueden empujar a comunidades de renta media-baja a la pobreza, echando por tierra años, sino décadas, de desarrollo.

Reducir emisiones

Aunque el texto del acuerdo refleja hitos importantes, es demasiado reducido para obligar a tomar acciones concretas en el Norte para reducir emisiones, o colaborar con el Sur en la transferencia de tecnología o capacitación.

“En vez de un compromiso de todos los países para presentar planes ambiciosos para la acción post-2020 el año que viene, tenemos una mera invitación en un marco muy oscuro y voluntario”, comenta Sven Harmeling de CARE Internacional. Pero todavía queda “algo de esperanza, para la movilización global de los ciudadanos para la acción climática.”

Hay muchas organizaciones en España que estamos colaborando en la lucha contra el cambio climático; y también muchas maneras de reducir nuestro propio impacto sobre el clima, como promover el reciclaje y la reutilización del textil.

-

Cambio climático: acciones definitivas y urgentes-img1
Cambio climático: acciones definitivas y urgentes-img2
Cambio climático: acciones definitivas y urgentes-img3