Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer una mejor experiencia y servicio, de acuerdo a tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información en nuestra Política de cookies. Acepto

16.853 toneladas de textil usado recogidas en 2015

15-02-2016

Humana recogió 16.853.294 kg de textil usado en España en 2015 través de una red de 5.114 contenedores y 37 tiendas secondhand para darles un fin social. Y todo, gracias a la colaboración de más de dos millones de donantes. 

La organización cuenta con una plantilla de 420 empleados, lo que significa que genera un empleo indefinido a tiempo completo por cada 40.000 kilogramos de ropa usada recogidos.

“Afortunadamente, cada vez hay más consciencia de los beneficios ambientales y sociales que representa la correcta gestión de residuos textiles. Estamos muy agradecidos a los ciudadanos por sus donaciones y queremos que sepan que detrás de cada contenedor hay un trabajo intenso de preparación para la reutilización, con la finalidad de alargar la vida útil de las prendas e impulsar proyectos sociales”, afirma Elisabeth Molnar, directora general de la Fundación.

Menos emisión de CO2

La reutilización y el reciclaje de textil contribuyen a la protección del medio ambiente, otorgando una segunda vida a una prenda que de otra manera iría a parar al vertedero: cada kilo de ropa que se reutiliza y no es incinerado evita la emisión de 3,169 kg de CO2 según datos de la Comisión Europea. Las 16.853 toneladas recogidas el año pasado representan un ahorro de 53.408 toneladas de CO2 a la atmósfera. O lo que es lo mismo: equivale a que 2,9 millones coches dejen de circular durante un día o que 856 millones de árboles dejen de absorber elementos contaminantes, también en un día.

Gestión de residuos

La jerarquía de gestión que establece la Ley 22/2011, de 28 de julio, prima la prevención de la generación de los residuos, impulsando en segunda instancia su preparación para la reutilización, en tercera instancia su reciclaje o aprovechamiento material, seguido de otros tipos de valorizaciones incluida la energética, y finalmente la disposición o eliminación segura, cuando el resto de opciones no ha sido posible. Esta jerarquía encaja en el Plan Estatal Marco de Gestión de Residuos (PEMAR) 2016-2022 y en la Directiva Marco de Residuos (DMR) de la Unión Europea.

La valorización de ropa como motor de cooperación al desarrollo

Todos los recursos generados con la actividad de recogida y valorización de la ropa en España se dedican al fin social de la organización. Gracias a ello, entre 2010 y 2014 se destinaron 9,3 millones de euros a proyectos de educación y agricultura en África, América Latina y Asia.

“La ropa valorizada por Humana se ha convertido en apoyo real para las comunidades del Sur con las que trabajamos gracias a los ciudadanos y a las instituciones que avalan nuestro trabajo. Nuestro modelo de financiación asegura la sostenibilidad de la Fundación y de sus programas de cooperación, en un período en el que los fondos públicos españoles dedicados a cooperación han descendido”, asegura Jesper Wohlert, coordinador general de Humana.

Apoyo local de la mano de los ayuntamientos colaboradores

La valorización de la ropa permite igualmente generar recursos que, de la mano de los ayuntamientos y empresas colaboradoras, son destinados a acciones conjuntas de apoyo local, cohesión social, asistencia básica, los bancos de alimentos, la educación, la tercera edad o el medio ambiente. La Fundación sigue fiel a sus principios y modelo de trabajo, que busca resultados sostenibles a medio y largo plazo. Por ello, permanece ajeno a la mercantilización que está sufriendo la actividad de recogida de textil.

16.853 toneladas de textil usado recogidas en 2015-img1
16.853 toneladas de textil usado recogidas en 2015-img2
16.853 toneladas de textil usado recogidas en 2015-img3