Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer una mejor experiencia y servicio, de acuerdo a tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información en nuestra Política de cookies. Acepto

La gestión del textil como motor de inclusión socio laboral

19-12-2019

La Fundación ha generado 44 contrataciones inclusivas en los últimos 20 meses gracias a la gestión del textil. Dicha gestión se trata, por tanto, de una herramienta valiosa para la inserción laboral de colectivos en situación de vulnerabilidad, lo que contribuye a su empoderamiento.

La recogida selectiva, el mantenimiento de los contenedores, la preparación para la reutilización y las tareas propias de las tiendas de ropa de segunda mano son los ámbitos principales mediante los que Humana genera puestos de trabajo inclusivos: la gestión de la ropa usada ha generado 44 contrataciones desde principios de 2018 para personas que se encontraban en situación de vulnerabilidad y derivadas de servicios de inserción. “La gestión profesional y transparente del residuo textil constituye un motor de la economía social y solidaria. La reutilización y el reciclado de la ropa tiene un claro impacto social”, asegura Elisabeth Molnar, directora general de Humana, que añade: “El trabajo en red entre nuestro equipo y el de nuestros colaboradores, el acompañamiento individualizado para diseñar itinerarios para la ocupación y el asesoramiento continuo, son las claves de nuestro compromiso con la igualdad de oportunidades”.

Humana integra, la empresa de inserción sociolaboral de la Fundación

En primer lugar, la Fundación complementa su trabajo en el ámbito de la gestión del residuo textil con el de Humana Integra, empresa de inserción que actúa como puente entre personas con dificultades para acceder al mercado laboral ordinario y posibles demandantes de empleo. Desde la primavera de 2018, siete personas han completado un itinerario individualizado de inserción y formación.

Recientemente, Humana se ha adjudicado el contrato del servicio de recogida selectiva de residuo textil en Córdoba. En cumplimiento del contrato público, ha incorporado a la plantilla a tres personas en riesgo de exclusión social (con más de 12 meses en situación de desempleo) asignadas al servicio de la ciudad andaluza.

Red de colaboradores en el ámbito de la inclusión

La organización también colabora con entidades sociales y administraciones para que haya más personas con posibilidades de incorporarse al ámbito laboral ordinario.

  • A través del Programa Lábora del Ayuntamiento de Barcelona, 13 personas han trabajado en las tiendas Humana de la Ciudad Condal. La evaluación conjunta con los técnicos del Consistorio ha permitido que seis de ellas formen parte de la plantilla de forma estable, una haya acabado el itinerario con éxito y las otras seis hayan finalizado contrato.
  • Asimismo, otras siete personas han tenido una experiencia laboral en las tiendas de moda sostenible, en el marco del Programa Incorpora de la Obra Social la Caixa. Proceden de entidades que trabajan en red como Fundación Joia, Fundación Salud y Comunidad o Fundación ADSIS.
  • La relación entre Humana y Aura Fundació se remonta a hace 11 años, con el compromiso intacto de ofrecer empleo a personas con discapacidad intelectual. Carlota Badia, de 36 años, es la séptima persona procedente de esta entidad incorporada al equipo de tiendas de Barcelona, el pasado mes de noviembre. La directora de Aura Fundación, Maria Cabré, valora así la relación con Humana: “Los puestos de trabajo encajan muy bien con lo que necesitan nuestras participantes, esto es: equipos pequeños y estables, tareas fáciles de aprender y ejecutar… La clave del éxito es que ambas partes hablamos un idioma tan parecido y compartimos valores similares, nos entendemos perfectamente”.
  • La colaboración con Cruz Roja se basa en un acuerdo de prácticas formativas no laborales, en el marco del proyecto “Activando capacidades para el trabajo”.
  • Por último, Humana y la entidad madrileña Sísifo han firmado un convenio de colaboración para que seis personas usuarias de esta organización completen un itinerario de inserción en la planta de preparación para la reutilización de Leganés, con el apoyo de una educadora social. Tres de ellas se han incorporado a la plantilla de la Fundación.

“La inclusión laboral es un éxito si se ofrecen los apoyos necesarios. Nuestra actividad genera empleo y ayuda a mejorar las condiciones de vida de miles de personas, gracias a nuestros proyectos de cooperación al desarrollo y también a acciones de apoyo local, en España”, explica Elisabeth Molnar.

La economía circular y la creación de empleo

La economía circular es generadora de ocupación verde en el ámbito de la gestión de residuos. Precisamente la preparación para la reutilización, el reciclado de fibras textiles y la valorización energética de la ropa que no se puede aprovechar son las principales características que hacen posible aplicar un modelo de economía circular a la gestión del textil usado. La Fundación se ha consolidado como un destacado agente de la economía social, de la economía verde y de la economía circular: genera recursos, empleo y riqueza. Su plantilla asciende en la actualidad a 650 personas.

 

La gestión del textil como motor de inclusión socio laboral-img1
La gestión del textil como motor de inclusión socio laboral-img2
La gestión del textil como motor de inclusión socio laboral-img3