Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer una mejor experiencia y servicio, de acuerdo a tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información en nuestra Política de cookies. Acepto

Demos una segunda oportunidad al medio ambiente

04-06-2020

La industria textil es responsable del 10% de las emisiones del Planeta, según el Banco Mundial. Y la segunda que más recursos hídricos demanda. El número de veces que usamos una prenda antes de deshacernos de ella ha disminuido un 36% en los últimos 15 años. Cada año se venden 100.000 millones de prendas en todo el mundo.

Parece claro, por tanto, que para favorecer la protección del medio ambiente es necesario que consumidores, marcas, fabricantes y sociedades de todo el mundo promuevan un modelo más sostenible. Cada 5 de junio se celebra el Día Mundial del Medio Ambiente. Excelente momento para insistir en todo ello.

Tanto la Fundación como el resto de organizaciones de Humana People to People trabajan desde hace décadas para promover la reutilización de ropa y calzado y, con ello, reducir el impacto de la industria y convertir un objeto en deuso en un recurso para ayudar a los que más lo necesitan.

Reducción de las emisiones y lucha contra las consecuencias del cambio climático

El año pasado, Humana logró recoger en Europa y Estados Unidos cerca de 150.000 toneladas de ropa y calzado. Un promedio de 9 de cada 10 prendas tuvo una segunda vida a través de su reutilización o reciclaje. Según la Comisión Europea, por cada kilo de ropa recuperado y no conducido a un vertedero para su incineración o disposición final se dejan de emitir 3,169 kg de CO2. Por tanto, la labor de Humana permitió dejar de emitir 465.000 toneladas de CO2 sólo el año pasado. Es decir, que la reutilización tiene un efecto directo y muy positivo en la lucha contra las consecuencias del cambio climático.

Ahorro importante de los recursos naturales que la industria de la moda requiere

Adquirir ropa de segunda mano evita el consumo anual de millones de prendas nuevas, lo que se traduce en un ahorro importante de los recursos naturales que la industria de la moda requiere. Seis de cada diez usuarios afirman que al comprar una prenda en los establecimientos de la Fundación no necesitan adquirirla en otro punto de venta convencional, según una encuesta llevada a cabo entre 900 clientes de Madrid y Barcelona. Este índice de reemplazo confirma el valor ambiental de la reutilización. Porque no hay prenda más sostenible que la ya fabricada.

Sólo en España, las tiendas Humana registraron en 2019, 1,9 millones de clientes, que adquirieron más de 5,2 millones de artículos. Ello implica que, como mínimo, la apuesta por la reutilización evitó el año pasado el consumo de 3,12 millones de artículos nuevos, teniendo en cuenta esa tasa de reemplazo del 60%. A nivel global, más de 10,7 millones de personas compraron el año pasado en los 508 puntos de venta second hand de Humana en Europa y Estados Unidos. Ello indica, haciendo una proyección, que la reutilización evitó el consumo en 2019 de 17,5 millones de prendas nuevas.

Demos una segunda oportunidad al medio ambiente-img1
Demos una segunda oportunidad al medio ambiente-img2