Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer una mejor experiencia y servicio, de acuerdo a tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información en nuestra Política de cookies. Acepto

18.000 toneladas de textil usado recogidas en 2016

24-01-2017

Humana Fundación Pueblo para Pueblo recogió 17.983.029 kg de textil usado en España en 2016 para darles un fin social. Esta cifra representa un aumento del 7% respecto a 2015 (16.853.294 kg). El promedio de donaciones por contenedor creció además un 9,5%.

La Fundación tiene instalados 5.100 contenedores gracias a los acuerdos con más de 2.000 ayuntamientos y entidades privadas. Los ciudadanos depositan en ellos la ropa, el calzado, los complementos y el textil de hogar que ya no utilizan y a los que se les da una segunda vida. La recogida del textil es un servicio gratuito y representa un ahorro importante en los gastos de recogida y eliminación de residuos sólidos urbanos.

Causas del crecimiento

En opinión de Elisabeth Molnar, directora general de la Fundación, tras este incremento aparecen varias causas: “una mayor conciencia medioambiental por parte de la ciudadanía, así como un claro interés por promover una modelo de economía circular que prolongue la vida del textil; el ciudadano, además, apuesta por darle una segunda vida a su ropa usada gracias en buena parte al esfuerzo que ayuntamientos, empresas y entidades como la nuestra hacen para dotarle de un fin social”.

Molnar considera asimismo que “este crecimiento demuestra igualmente que a pesar de la proliferación de actores dentro del sector de recogida del textil usado, aumenta el número de ciudadanos que deciden depositar su ropa usada en los contenedores de Humana, puesto que confían en el modelo de valorización de textil con fin social de la Fundación”.

La directora general de Humana añade también que, “los residuos representan un reto fundamental en la conservación del medio ambiente y en el desarrollo sostenible. Mediante la recuperación de la ropa usada, conseguimos reducir el volumen global de residuos de la fracción resto además de posibilitar la reutilización y recuperar materias primas. Y lo hacemos con un objetivo: alargar la vida útil de las prendas e impulsar proyectos sociales”.

Menos emisión de CO2

La reutilización y el reciclaje de textil contribuyen a la protección del medio ambiente y a la lucha contra el cambio climático: además de recuperar las prendas, se evita su depósito en vertedero contribuyendo a la reducción de la emisión de gases de efecto invernadero (GEI). Cada kilo de ropa que se reutiliza y no es incinerado evita la emisión de 3,169 kg de CO2, según datos de la Comisión Europea.

Los 17,9 millones de kgs recogidos el año pasado representan un ahorro de 56,9 millones de kgs de CO2 a la atmósfera, cosa que el planeta agradece. O lo que es lo mismo: equivale a que 3,1 millones coches dejen de circular durante un día o que 913 millones de árboles dejen de absorber elementos contaminantes, también en un día. 

18.000 toneladas de textil usado recogidas en 2016-img1
18.000 toneladas de textil usado recogidas en 2016-img2