Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer una mejor experiencia y servicio, de acuerdo a tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información en nuestra Política de cookies. Acepto

Túneles solares para luchar contra el hambre

27-08-2013

Los túneles solares son una solución simple, efectiva y respetuosa con el medio ambiente: estructuras de bambú con suelo de cemento que permiten a los agricultores secar los productos en cuestión de horas y almacenarlos para la estación seca o para venderlos cuando aumenten los precios de mercado.

Gracias a la iniciativa alemana Wisions of Sustainability y al programa Farmers’ Club de Humana y ADPP-Mozambique, los distritos de Ancuabe, Pemba Metuge, Meluco, Quissanga y Mocimia, en la provincia de Cabo Delgado, al norte del país, cuentan con seis secadores solares desde principios de 2013.

La acción cuenta con la cofinanciación del Wuppertal Institut für Klima, Umwelt, Energie GmbH, a través de la iniciativa Wisions of Sustainability, apoyada por la Fundación suiza Proevolution.

La población de esta región lleva años luchando contra la pobreza extrema y el aislamiento, hechos que han provocado que tenga las tasas más altas de malnutrición del país. Gestionados como pequeñas empresas en las que los usuarios (en su mayoría, mujeres) pagan una pequeña cuota, los túneles se han convertido en una herramienta fundamental en la lucha contra el hambre.

Técnicas de agricultura sostenible
Los Farmers’ Club son asociaciones de agricultores en las que comparten experiencias, aprenden unos de otros y reciben formación en técnicas de agricultura sostenible, promoviendo la agricultura de conservación como método para obtener mejores cosechas. Para Wisions, esta parte es fundamental: “Los países más pobres son los que emiten menos gases invernadero y, sin embargo, son los más vulnerables al cambio climático. Nuestro objetivo es crear tecnologías respetuosas con el medio ambiente que estimulen el desarrollo en las regiones pobres”.

Los túneles disponen de espacio suficiente para que 50 familias sequen sus productos, tanto para consumo propio como para la venta, lo que ha mejorado su dieta y aumentado sus ingresos. Josefina José, una de las participantes del proyecto, muestra su entusiasmo: “Cuando recogemos los distintos tipos de cosecha en mayo, ponemos todos los productos para secar en los túneles solares, de forma que los podamos consumir de julio a diciembre. Además, durante ese periodo, también intentamos vender lo que nos sobra en los mercados locales”.

Niurunia Selemane, por su parte, es compradora habitual de los productos secados en estos túneles: “Me siento muy agradecida a esta iniciativa porque ahora podemos comprar productos de fuera de temporada. Además de estar muy buenos, mantienen todas las propiedades nutricionales”, explica.

Túneles solares para luchar contra el hambre-img1
Túneles solares para luchar contra el hambre-img2
Túneles solares para luchar contra el hambre-img3