Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer una mejor experiencia y servicio, de acuerdo a tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información en nuestra Política de cookies. Acepto

Nuestro objetivo principal es el desarrollo de proyectos de cooperación y la protección del medio ambiente, dando un fin social a la ropa usada.

Y es por ello que una de las principales fuentes de financiación de Humana viene de la recogida, clasificación y venta de ropa usada, siendo objetivo de la Fundación el promover la reutilización de textil, la sostenibilidad y el respeto medioambiental, cumpliendo con el compromiso de las 3 grandes “R” de los programas de medio ambiente:

Reducir el volumen de ropa usada que va a parar a los centros de tratamiento de residuos.
Reutilizar la mayoría que se desecha.
• Facilitar el Reciclaje textil de ropa usada en mal estado para que sea transformada en otros productos.

¿Cómo lo hacemos?

Recogiendo ropa usada, a través de los 5.000 contenedores que tenemos distribuidos en las comunidades autónomas de Andalucía, Asturias, Castilla La Mancha, Castilla y León, Cataluña, Comunidad Valenciana, Extremadura, Galicia, Madrid, Islas Baleares, Navarra y La Rioja.

Anualmente recogemos unas 17.000 toneladas de ropa usada.

Encuentra tu contenedor más cercano. 

Clasificando la ropa usada depositada en los contenedores. Actualmente contamos con tres plantas de clasificación: en L’Ametlla del Vallès (Barcelona), en Leganés (Madrid) y en Valderrubio (Granada).

La ropa usada que no tenemos capacidad de clasificar la vendemos directamente a empresas de reciclaje textil.

Una vez en nuestras centrales es sometida a un proceso de clasificación que es realizado por profesionales especializados en reutilización de textil. El producto resultante se clasifica en diferentes grupos según la calidad de la ropa:

• Un 14% de la ropa usada clasificada se destina a las tiendas de moda secondhand que Humana tiene en España.

• Un 45% de las prendas clasificadas se envía a África para venderlas a precios bajos a comerciantes locales para satisfacer la demanda de estos países, promover la actividad económica local y generar recursos locales para el desarrollo.

• Alrededor de un 35% de la ropa usada que se recoge se encuentra en un estado que no permite su reutilización como prenda por lo que se vende a empresas de reciclaje textil.

• El 2% está formado por material destinado a combustible derivado de residuo (CDR).

• El 4% restante es destinado a los centros de tratamiento de residuos porque está compuesto por prendas que no se pueden reutilizar ni reciclar dado su estado.

¿Quieres realizar una visita a una de nuestras plantas de clasificación?

Destinando los recursos obtenidos a proyectos de cooperación. Con los fondos obtenidos de la gestión de la ropa usada se financian proyectos de cooperación internacional en ámbitos como educación, salud, integración social, desarrollo agrícola y rural o desarrollo comunitario, entre otros, en África (Mozambique, Angola, Zambia, Namibia, Zimbabwe, República Democrática del Congo y Guinea Bissau), América (Brasil, Ecuador y Belice) y Asia (India, China y Laos).

¿Quieres conocer los proyectos de cooperación de Humana?

Política de Medio Ambiente y Calidad

Humana Humana Humana